Una casa de CDE donde violaban mujeres durante la dictadura inspira obra teatral

Todo lugar tiene una historia a ser contada. Durante la dictadura militar paraguaya, en Ciudad del Este, antes llamada Puerto Presidente Stroessner, ocurrieron hechos de los que no se habla hasta hoy o son secretos a voces. Esta es la historia de una casa del barrio Obrero, donde según cuentan los vecinos, hombres afines al dictador violaban mujeres. Una actriz esteña rescató los relatos y los convirtió en una obra teatral, que se estrena en febrero de 2021.

0
2517
Lisa Vecca muestra el patio de la casa del barrio Obrero, donde ocurrieron los hechos que inspiraron su obra. (Foto: El Puente).

Ciudad del Este, capital de Alto Paraná y frontera con Brasil, fue fundada el 3 de febrero de 1957, durante la dictadura militar del General Alfredo Stroessner. La ciudad primero se llamó “Puerto Flor de Lis” y luego “Puerto Presidente Stroessner”. La ciudad llevó el nombre del dictador hasta el golpe que derrocó el régimen, ocurrido también un 3 de febrero, pero de 1989.

¿Cómo era la vida durante la dictadura en Puerto Presidente Stroessner? La ciudad nació como parte de la “Marcha al Este”, un giro geopolítico del Gobierno de Alfredo Stroessner, que implicó una relación casi simbiótica entre Paraguay y Brasil.

Esta región fronteriza se convirtió en un polo de atracción de familias paraguayas y extranjeras con una inyección económica importante de los Estados de Paraguay y Brasil. Durante aquel tiempo, se construyó primero la Ruta Internacional Número 7 “Doctor José Gaspar Rodríguez de Francia – actual Ruta 02 (1959), luego la Central Hidroeléctrica Acaray (1964), el Puente de la Amistad (1965), que unió el entonces Puerto Presidente Stroessner con la entonces colonia militar brasileña, Foz de Iguazú, se firmó el Tratado para la construcción de la represa de Itaipú en 1973 y la hidroeléctrica sobre el río Paraná, empezó a funcionar en 1984.

Allá por 1981, con esa ola migratoria de personas en busca de oportunidades, llegó una joven pareja a Puerto Presidente Stroessner. Omitiremos la identidad de ambos por protección, el miedo sigue presente y prefieren el anonimato.

Alquilaron una casa de madera a 8 mil guaraníes en el barrio Obrero. Era el primer barrio de la ciudad, donde vivían mayormente los constructores del Puente de la Amistad y luego trabajadores de Itaipú.

La casa de madera tenía dos piezas y una letrina en el patio. Estaba en medio de un yuyal y las pocas casas vecinas estaban muy alejadas. Cuando llegaron recién, los vecinos comentaban que en la casa ningún inquilino duraba mucho. “En esa casa la gente que viene nunca se queda. Muchos muertos ya hubo”, les decían.  

Sobre todo ella quedó con miedo y una vez comentando con un vecino, dueño de un almacén, él le dijo: “¿Nunca escuchaste nada en tu casa? Algo raro. Esa casita es un terror, ahí donde están viviendo. Ahí el secretario de Stroessner traía mujeres, a aquellas que no querían nada con él, eran asesinadas”.

El «secretario» de Stroessner

Juan Eudes Pereira fue un «hombre fuerte» de la dictadura, muy cercano a Stroessner. (Foto: Perfil de Facebook de su Juan Pereira, hijo).

¿Quién era ese «secretario» de Stroessner a quien hacen referencia los vecinos? El «secretario» ya falleció, pero está todavía ese lugar, que antes era una fábrica de relojes. Los vecinos aseguran que de ahí llegaban los hombres hasta esa casa de madera desalquilada en medio del yuyal, donde mujeres eran abusadas.

Un vecino contó que una joven escapó de aquella casa y le pidió auxilio para huir. Entonces el vecino, de nacionalidad argentina, la ayudó a cruzar la frontera. Dicen que la mujer fugitiva de aquel entonces, actualmente activa en la política a nivel regional. “Todos sabían, pero en esa época nadie podía hablar. Casi como ahora, hablás y…”, dice ella.

El equipo periodístico de El Puente llegó hasta la ex fábrica de relojes, ubicada sobre la avenida Enfermeras del Chaco del barrio Fátima de Ciudad del Este. Es una gran construcción de galpones que actualmente está abandonada. Preguntamos a un vecino: ¿quién es el dueño? Dijo que ahora es de un empresario chino pero que antes era de Juan Eudes Pereira.

La «fábrica de relojes» que mencionan los vecinos es ahora una estructura abandonada, ubicada en el barrio Fátima de Ciudad del Este. (Foto: El Puente).

Juan Eudes Pereira era “hombre fuerte” del dictador. Fue diputado, concejal y presidente de seccional colorada en Puerto Presidente Stroeessner. En su libro “Los dueños de grandes forturnas del Paraguay”, el historiador Aníbal Miranda lo describe de la siguiente manera: “De aprendiz y secretario, Juan Eudes Pereira fue escalando posiciones a despachante de aduana y gran comerciante. Su trabajo principal era doble. Uno, mover mercaderías en tránsito de Paraguay a Brasil mediante despachos ágiles, propinas y comisiones de por medio. Dos, servir como operador  del  Partido Colorado  para  la organización y  movilización  de adherentes  en  apoyo de candidaturas  a  nivel de  seccionales, delegaciones y Junta de Gobierno a cambio de empleos públicos para sus leales”.

En su relato, Miranda también señala: “Desde su oficina él controlaba el paso de contenedores, camiones sojeros, cargas de electrónicos y armas, promovía reuniones y concentraciones partidarias, hacía cabildeo para colocar y remover funcionarios, en fin, traficaba bienes e influencias. Era incansable. Cuando soplaba de un lado se ponía en el lugar acertado. Cambiaba de dirección el viento y se ubicaba de nuevo”.

Era amigo de Mario Abdo Benítez, secretario privado de Alfredo Stroessner y padre del presidente de la República, Mario Abdo.

Rescatando relatos, haciendo teatro

La Licenciada en Teatro, Lisa Vecca, actriz y docente de la Escuela Superior de Bellas Artes de la Universidad Nacional del Este, escribió una obra teatral llamada “Flor de Lis”, basada en la historia de la casa del barrio Obrero, donde según los relatos del vecindario, hombres vinculados a Stroessner violaban mujeres.

“Según me cuentan que en esta casa se le traía a mujeres para lo que sea y si las mujeres no accedían a los deseos de esas personas, les mataban y se les enterraba acá. Eso es lo que cuentan los vecinos de aquella época”, comentó.

Lisa vivió en el barrio Obrero y accedió a esos relatos a través de su familia, desde la infancia. “La información concreta que tengo es que los secuaces de Stroessner, no podría precisar quienes, pero que su gente, que eran quienes en la época tenían poder en la ciudad, fueron los que hacían ese tipo de cosas en este lugar. Y la historia de la mujer que ni su nombre supe, porque el hombre que la salvó, tampoco le preguntó, era algo rápido, como que acá el centro y la frontera quedan a minutos, entonces fue lo más rápido que pudo haberse escapado. Porque en aquel tiempo, todo el tiempo veías militares, policías que recorrían la zona, entonces supongo que escapó lo más rápido posible”, cuenta.

La historia estuvo en su cabeza por mucho tiempo hasta que cuando era estudiante de teatro, les pidieron desarrollar una obra con la temática “la mujer en la historia”.

“Como yo tengo esa historia dentro de mí, como que siempre estuvo ahí todo el tiempo, entonces dije que voy a usar esa historia para hacer esto. Y la verdad fue algo muy difícil, primero porque como que en mi época, a mí me tocó la colita de la dictadura .Pero tengo eso de mejor nomás no hables, no vayas a decir nada. Tengo eso, es como que está dentro de mi ser esa frase entonces dije, voy a hacer. A partir de ahí empecé a armar la parte técnica, empecé a rebuscarme por la historia de mujeres reales que pudieron haber vivido esa situación y encontré muchas historias de las cuales recogí unas cuantas”, relata.

El nombre de la obra: Flor de Lis

“Flor de Lis tiene que ver con la historia de la ciudad misma. Porque intentando recabar información me encontré con que Flor de Lis fue el primer nombre que tuvo nuestra ciudad, pero no era un nombre oficial por lo que pude leer, sino que era más bien como se le conocía a este lado del Paraguay: Puerto Flor de Lis. Después de eso vino a llamarse Ciudad Presidente Stroessner. Por eso se llama mi obra así”, explica.

En cuanto al guión, ella explica: “Flor de Lis trata de esas mujeres que de alguna manera sufrieron vejámenes, no sólo en la época de Stroessner sino desde que una sabe, la historia de la mujer tiene esas características, el hecho de ser mujer. Eso es lo que quiere transmitir la obra, el sufrimiento de la mujer como mujer, que es ultrajada, que es maltratada, que prácticamente no sirve para nada y más aún en épocas anteriores”.

En cuanto al contexto histórico de la obra, Lisa Vecca dice: “Utilicé la época del stronismo, que para nuestra historia del Paraguay es contemporánea, porque pasó vamos a decir hace poquito. Como que marca también nuestra historia, es como que existen todavía mujeres y niños que gritan todavía desde esa época y que todavía no son escuchados. O que tal vez no pueden hablar porque tenemos, los que somos de esa época, tenemos algo que como que no vayas a hablar, ¡no hables! Entonces creo que Flor de Lis viene a ser un grito, de esas personas y principalmente de las mujeres, que desde que son mujeres sufren ese tipo de vejamen, de ultraje, entonces eso es lo que quiere transmitir Flor de Lis”.  

La obra “Flor de Lis” será presentada en febrero de 2021 por el elenco Lampium, como parte de la Ceremonia Teatral Itinerante llamada “3 de Febrero: ¿Celebración”. El proyecto cultural es una co-producción entre el elenco y El Puente-Comunicación Sin Fronteras.