El plan del terror contra las mujeres que luchan por la tierra

Desde 1989, campesinas e indígenas han sido víctimas de un régimen de expulsión de sus tierras con métodos propios del terrorismo de Estado. Denuncian violencia estatal, impunidad judicial y desidia criminal. El Surtidor creó un registro periodístico donde se encuentran treinta y tres casos documentados desde la caída de la dictadura.

0
696
Ilustración: Lorena Barrios - El Surtidor.

Un registro periodístico en construcción de casos documentados de mujeres campesinas e indígenas que han denunciado alguna forma de violencia estatal en el marco de la lucha por la tierra en Paraguay. El registro abarca todo el periodo democrático desde 1989, año de la caída de la dictadura estronista.

El equipo de El Surtido, como antecedente a este trabajo valoró el Informe Chokokue, un documento de la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay que denuncia un plan sistemático de ejecuciones a campesinos del que ya han sido víctimas más de cien desde la caída de la dictadura.

Además, usaron varias fuentes para sumar los casos al registro: investigaciones propias, testimonios de las víctimas, reportes de las organizaciones campesinas, denuncias oficiales, publicaciones de organizaciones de sociedad civil y medios masivos.

Algunas fuentes secundarias utilizadas y recomendadas para su lectura son:

-Informe Chokokue: El plan sistemático de ejecuciones en la lucha por el territorio campesino

Judicialización y violencia contra la lucha campesina: Casos de criminalización en el periodo 2013-2015

-Dictamen del Comité de DDHH de la ONU que responsabiliza a Paraguay de violaciones de derechos humanos en contexto de fumigaciones masivas con agroquímicos.

La violencia contra las mujeres que luchan por la tierra en Alto Paraná

En el registro realizado por El Surtidor, hay casos de violencia contra mujeres que luchan por la tierra ocurridos en Alto Paraná. En esta recopilación hecha por el equipo de El Puente, te mostramos cuáles son.  

Caso 1: La policía detiene a una adolescente indígena por intentar frenar una fumigación

Ilustración: El Surtidor.

La policía detuvo a una adolescente indígena de 17 años que se tiró frente a un tractor para impedir el rociado de agroquímicos por parte de la Agroganadera Santa Felicidad S.A. en la Colonia Acaraymi, donde están asentadas 150 familias Ava Guaraní. Los indígenas y la empresa mantienen un litigio por esas tierras.

La adolescente fue derivada a la subcomisaría 7ª de Santa Fe y liberada poco después. El concejal departamental de Alto Paraná, Carlos Mora, dijo que la detención fue arbitraria y calificó el procedimiento de un “atropello a los pueblos indígenas”.

Ocurrió el 14 de noviembre de 2020 en la Colonia Acaraymi, Hernandarias, Alto Paraná. Intervino la fiscal Natalia Montanía con agentes de la Policía Nacional.

Caso 2: Guardias privados persiguen a mujeres ava guaraní y las obligan a abandonar sus tierras

Ilustración: El Surtidor.

Miguela Estigarribia, una mujer ava guaraní, tuvo que huir con sus cuatro hijos pequeños de los ataques de civiles armados a su comunidad. Guardias de seguridad quemaron sus viviendas. Ocurrió el 7, 8 y 9 de mayo de 2017 en la Comunidad 3 de Julio Ysaty de Itakyry, Alto Paraná

Caso 3: Detenida por resistirse a las fumigaciones en Alto Paraná

150 campesinos se opusieron a la fumigación de una parcela de la estancia Kuñatai que estaba custodiada por el Grupo de Operaciones Especiales y la Agrupación Montada de la Policía Nacional por una orden judicial firmada por el juez Rafael Jacobo. Al enfrentarse a los policías, tres campesinos fueron heridos con balines de goma y quedaron detenidos dos dirigentes, entre ellos Catalina Núñez Samudio. Ocurrió el 29 de octubre de 2013 en la Colonia Tavapy II, distrito de Tavapy, Alto Paraná.

Caso 4: Desalojadas de sus tierras, ocuparon una catedral

Unas 130 personas, entre ellas mujeres, niñas y niños, acamparon en el predio de la Catedral de Ciudad del Este, Alto Paraná, luego de sufrir un violento desalojo por parte de la Policía Nacional en la localidad de San Jorge, distrito de Santa Rosa del Monday del mismo departamento.

En el operativo, la policía detuvo a 27 ocupantes varones que fueron recluidos en la cárcel de Ciudad del Este. Los campesinos repudiaron a Policías de GEO (Grupo Especial de Operaciones) por excederse – en la mayoría de los casos – con la quema de ranchos y destrucción de plantaciones de los ocupantes. Ocurrió el 1 de mayo de 1991 en San Jorge, Santa Rosa del Monday, Alto Paraná.

Este registro es un trabajo en construcción, a medida que se identifican más casos, se van agregando.

FUENTE: Investigación original y completa publicada en El Surtidor.